Le informamos que Sistemas Financieros Móviles SL, utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra sección Política de Cookies.
creditomas.es
Acceder Área de Cliente
Área de Cliente

Recuperar Contraseña

El blog de los micropréstamos

20 diciembre 2016

  En ocasiones muchas familias españolas deben recurrir a la opción de endeudarse, pedir un crédito, para pagar algún gasto imprevisto que no pueden afrontar. Así, algunas familias deciden recurrir al crédito no ya solo para efectuar grandes desembolsos como pueda ser la compra de una vivienda en propiedad, sino también para asuntos de menor calado económico, como la compra de un televisor o financiar unas vacaciones.

 ¿Tarjeta de crédito o minicrédito? Qué opción es más rentable para conseguir dinero rápido


Las familias que quieran recurrir a préstamos para cubrir estos gastos pueden pedir un crédito al consumo en una entidad financiera, recurrir a los préstamos online o  'tirar' de tarjeta de crédito. Cada vez son más las familias que optan por la segunda o tercera opción, por lo que a continuación explicaremos las principales diferencias entre ambas.

¿Es sabio 'quemar' la tarjeta?


Existen dos tipos fundamentales de tarjetas bancarias: las de débito y las de crédito. La principal diferencia entre ambas es que las de crédito permiten realizar operaciones (como una compra en una tienda) aunque no haya dinero en la cuenta corriente, por lo que nuestra entidad de crédito -banco, caja de ahorros...- nos cobrará un interés sobre el importe que hemos gastado y que, en realidad, nos está financiando.

A finales de 2015, según datos oficiales del Banco de España, existían en nuestro país 44,819 millones de tarjetas de crédito, a casi una por habitante. Esta cifra se ha más que cuadruplicado en menos de dos décadas. En 2015 se realizaron alrededor de 1.233 millones de operaciones con tarjetas de crédito en nuestro país.

La mayoría de las tarjetas de crédito tienen un límite de gasto que rara vez se sobrepasa puesto que no suelen emplearse para realizar grandes pagos. Cada vez que usamos una tarjeta de crédito, la entidad emisora -banco, caja, firma comercial...- nos está prestando dinero. En el momento en que se financie una compra a crédito -es decir, sin que haya dinero en la cuenta corriente asociada a la tarjeta- la entidad de crédito cobra unos intereses que suelen ser, incluso, superiores al 25%. Esta tasa es mucho mayor que la de un crédito al consumo, que actualmente se sitúa en el 8,72% TAE según los últimos datos ofrecidos por el Banco de España.

Otra de las características de las tarjetas de crédito es que, además de permitir compras, ofrecen la posibilidad de sacar dinero a crédito en cajeros automáticos cuando tampoco hay dinero en la cuenta. En este caso, el coste oscila entre el 5% del importe obtenido que cobran Novo Banco, Banco Santander, Liberbank y Openbank y el 2% de Triodos Bank y Deutsche Bank... eso si hemos usado un cajero de nuestro banco, porque si lo hemos hecho en uno de la competencia el coste oscila entre el 6,5% de Cajamar y el 3% de ING Direct. A esto hay que sumar otras comisiones. Las tarjetas de crédito tienen en nuestro país un coste anual de entre 70 euros (Banco Mediolanum) y 28 (Triodos Bank). Solo ING Direct y Self Bank ofrecen tarjetas de crédito sin cuota anual.

Así pues... ¿es sabio 'quemar' la tarjeta de crédito? Haga cuentas y juzgue por usted mismo.


Tarjeta de crédito o préstamo rápido


¿Y si me decanto por un crédito rápido?


En los últimos años han proliferado en nuestro país las empresas que se dedican a la comercialización de préstamos inmediatos. Vivus, QueBueno, Wonga, Dineo, Creditea y muchas más inundan la televisión, la radio, nos dan flyers en el metro, los dejan en el coche... prometen dinero fácil y rápido con créditos sin aval, sin papeles y en 24 horas. Menudo chollo, ¿no?

Sin lugar a dudas los créditos inmediatos también son una opción a tener en cuenta. También llamados créditos online, micropréstamos, mini créditos, creditos al instante o préstamos inmediatos, este tipo de préstamos personales mueven miles de millones de euros anualmente en nuestro país. Pero, ¿es una opción más recomendable que la de tirar de la tarjeta de crédito? Veámoslo.

La principal ventaja que tienen este tipo de prestamos en linea son sus escasos o nulos requisitos para ser conseguidos y la gran rapidez en su tramitación, consiguiéndose en menos de 48 horas. Habitualmente el usuario tiene de 3 a 72 meses para devolver uno de estos créditos urgentes, que principalmente pueden conseguirse telefónicamente (bien llamando el interesado, bien a través del telemarketing) o a través de Internet ya que estas empresas no suelen tener oficinas comerciales físicas.

Es preciso prestar mucha atención a la Tasa Anual Equivalente (cómputo de gastos del total del préstamo) para evitar que los intereses del préstamo se disparen si no se pagan las cuotas a tiempo y comienzan a aplicarse intereses de demora. Por ello, recomendamos examinar con lupa los costes totales del crédito y no contratarlo si no se está seguro de poder devolver el dinero.

Sea cual sea el tipo de crédito por el que al final nos decantemos, es preciso conocer de antemano la TAE, los gastos y comisiones derivados del mismo, los plazos de amortización, las cuotas mensuales, los intereses de demora, los posibles productos vinculados... se trata de conceptos y aspectos comunes a todos los créditos, aunque en cada tipo, y cada entidad, los aplican de una manera diferente.

Por último, indicar que si bien tirar de tarjeta de crédito nos puede permitir realizar una compra ineludible aunque no tengamos dinero, si se quieren evitar los intereses quizá al usuario le salga más rentable contratar un préstamo rápido por una pequeña cantidad de dinero.

En Creditomas, como miembros fundadores de la Asociación Española de Micropréstamos y coredactores del código de buenas prácticas del sector, recomendamos encarecidamente a todos los consumidores revisar y analizar todas las ofertas y opciones que el mercado les ofrece. 



  • Primer préstamo
  • Ya soy cliente

¿Qué cantidad necesita?

  • 300
  • 600
EUR

¿Por cuánto tiempo?

  • 7
  • 11
  • 16
  • 21
  • 25
  • 30
dias

Detalles:

Importe del préstamo
Intereses
Cantidad a devolver
TAE (APR)
Fecha de devolución
  • Primer préstamo
  • Ya soy cliente

¿Qué cantidad necesita?

  • 50
  • 300
  • 600
  • 900
EUR

¿Por cuánto tiempo?

  • 7
  • 14
  • 21
  • 30
dias

Detalles:

Importe del préstamo
Intereses
Cantidad a devolver
TAE (APR)
Fecha de devolución

De Lunes a Viernes de 09:00 a 17:00

© 2019 CREDITOMAS.ES. Todos los derechos reservados.